Denuncia de violencia policial contra una familia

 

Pasadas las cero hora del 24 de noviembre, Nelson Retamozo volvía junto a su familia en auto, cuando reconocieron a su primo de 16 años de edad, que había sido detenido por los efectivos que se encontraban operando en el control policial ubicado sobre Av. Belgrano a la altura de Telefé Rosario, ex-Canal 5.

Se detuvieron para informarse de lo que sucedía, pero el personal policial se negó a dar explicación alguna. Ante la insistencia en el pedido de información por parte de Paola, madre de Nelson, tres efectivos se abalanzaron sobre ella y comenzaron a golpearla salvajemente, haciéndole caer la dentadura y el calzado; para luego ir contra Nelson, a quien redujeron contra el piso mientras le causaban lesiones. El personal de calle de la policía provincial, mientras golpeaba a las víctimas convocó a otros efectivos al lugar del hecho. Complicidad y patoterismo habitual mediante.-

El resto de los integrantes de la familia fue también víctima de esta violencia y resultaron lesionados. Nelson, su primo y su madre fueron introducidos en un móvil policial, mediando amenazas, para ser trasladados a la comisaría 2º una hora y media más tarde. En el lugar nos hicimos presentes miembros de la APDH Rosario y de La Poderosa, familiares y amigues de las víctimas. Se puso en conocimiento de lo acontecido a la fiscal de flagrancia en turno y a la Jueza de Menores en turno, ordenando esta última la inmediata libertad del adolescente. Sin embargo el personal de calle a cargo de confeccionar el acta de procedimiento demoró tres horas y media en realizarla, consignando que habían sido detenidos sólo por averiguación de antecedentes. Por lo que recién a las 6 de la mañana fue posible otorgar la libertad a Nelson y su mamá.

Cabe recordar que a todo lo traumático de lo relatado debe agregarse que Nelson es una de las víctimas de lo acontecido el pasado 23 de marzo en la Cuatro Plazas cuando fue ilegalmente detenido, golpeado y vejado junto a otres seis jóvenes.

En la provincia de Santa Fe, la política represiva de Tolerancia Cero de Cambiemos, ha calado al más alto nivel de gobierno. No sólo vemos que se puede meter presos a militantes que reclaman, aplicar la más rigurosa lectura de la ley a quienes piensan distinto (reflotando artículos represivos que casi habíamos olvidado), decir que no sufren violencia quienes mueren por golpes en comisarías (una larga lista) y otras barbaridades cotidianas, sino que ahora parece legitimado golpear y detener a una familia completa, por el sólo hecho de preocuparse por un familiar (menor y en manos policiales).-

Advertimos de estas situaciones, las repudiamos y denunciamos , intentando una vez más ser escuchados . Y lo hacemos antes de que la violencia policial, impune y sin sentido, cobre más jóvenes vidas.

No olvidamos, No perdonamos, No nos reconciliamos

ROSARIO, 24 DE NOVIEMBRE 2018.

Foto: www.conclusion.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *