Jornada de alegatos en el caso Michel Campero

Ayer por la mañana tuvieron lugar los alegatos en el Centro de Justicia Penal, donde APDH Regional Rosario acompañó a Marisabel Bauer – mamá de Michel-. Durante la jornada contrastaron los argumentos de fiscalía, la querella de la familia y la defensa de los policías implicados.
Finalizada las lecturas, Ricardo Lamas -abogado querellante- expresó tener un convencimiento sobre lo ocurrido: “Lo pudimos demostrar y hacérselo ver al tribunal”.
Lamas hizo un breve recorrido de lo que fue la jornada: consideró que “la fiscalía estuvo bien”, y en lo concerniente a su parte, nos explicó por qué no concuerdan con la versión de la defensa. Resaltó incongruencias detectadas en las palabras de los defensores: “Omar Guillermo Dal Lago era un jefe policial condecorado con medallas. Se cansaron de decirlo en todas las audiencias. Fue jefe de orden urbano y del comando. Con toda la experiencia, no puede desconocer en un momento de stress, no haber cumplido su deber”. En relación a esto último, fue claro al expresar que él no debe juzgarlos, pero reconoció que omitieron pronunciarse sobre algunos momentos de la secuencia de lo sucedido esa noche. “No hicieron referencia alguna, no intentaron ninguna explicación”.
Consultado sobre las versiones mediáticas que acompañaron el accionar policial como “correcto”, el jurista fue contundente: “Nosotros somos empleados del estado provincial y trabajamos en un marco de legalidad. Entendemos que el desenvolvimiento de todos los agentes del estado tiene que ser en el marco del estado de derecho. Por supuesto que queremos una policía que cuide a la ciudadanía, y eso va a suceder en la medida que cumpla la ley y sea respetuosa de los derechos”. Señaló que no existe dicotomía entre “defender a la sociedad y cumplir la ley”, no van por separado, “van juntas”, eso “debe exigirse acá, en el Centro de Justicia Penal”.
Por el largo camino recorrido, los sobreseimientos y la reapertura del caso, fue que Ricardo Lamas caracterizó a la justicia de “selectiva” y “clasista”, y remarcó “esto que estamos mostrando ahora, siempre pasó”. “Históricamente, siempre la policía le llevó resuelto los casos al sistema de justicia. Le llevó el insumo y, los jueces, siempre resolvieron en virtud de la versión policial”, expuso con preocupación.
Las cartas están jugadas. Tanto la querella como la fiscalía pidieron penas altas. Mañana viernes 5 de noviembre se conocerá la sentencia.
Equipo de prensa, APDH Regional Rosario 4/11/21.
Fotos: APDH ROSARIO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *