Masacre de las niñas María Carmen y Lilian Mariana Villalba

Pronunciamiento de las organizaciones de la sociedad civil (OSC) sobre la ejecución de dos niñas por parte de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

Las organizaciones sociales, políticas y de ddhh y les militantes sociales abajo firmantes, queremos expresar nuestra profunda indignación y repudio por el asesinato por la espalda de dos niñas de 11 años acaecidas el 3 de setiembre pasado en Yby Yaú,
departamento de Concepción a manos de la Fuerza de Tarea Conjunta (conformada para aprehender al terrorismo).

REPUDIAMOS y denunciamos la crueldad desplegada sobre sus cuerpos y el tratamiento dado exhibiéndolas como trofeos de guerra.

REPUDIAMOS el tratamiento dado al hecho desde algunos medios, sin contemplar la normativa que rige en torno a la difusión de noticias donde se hable de niños/as/es. Se montó toda una propaganda alrededor de los asesinatos de las niñas para intentar
explicar o construir realidades falsas, de modo de captar apoyos de la mayor cantidad de actores y ciudadanos a este tipo de accionar estatal y sus propuestas de seguridad.

Considerando otros antecedentes, estimamos que las niñas en principio fueron pensadas como “falsos positivos”, de allí que se requiere una investigación seria e independiente de las circunstancias de sus asesinatos.

REPUDIAMOS dicho accionar estatal que viola todas las normas que regulan la protección integral, la reserva de la identidad y el cuidado de la intimidad de esas niñas «mártires».

Mucho más grave aún la publicación de la «noticia» como un triunfo, con los comentarios del Presidente de la Repùblica del Paraguay Mario Abdo Benitez, teñidos de violencia patriarcal y en un lenguaje bélico, que nos retrotrae a las épocas oscuras de las dictaduras latinoamericanas en el marco del Plan Cóndor.

Sabemos que no es la primera vez que la Fuerza de Tarea Conjunta despliega su ferocidad represiva sobre poblaciones campesinas, jóvenes y niños/as/es de esa zona del Norte militarizada por el Estado paraguayo.

El clamor popular no es unificado ante este triste hecho, se escucha mucho el discurso ¿qué hacían las niñas en ése lugar, junto al EPP-Ejército del Pueblo Paraguayo-? creemos importante afirmar que ante este interrogante, ameritan otros: ¿Por qué no se combate con fuerza y contundencia a los carteles de la droga en los territorios del Norte?

¿Qué hace la FTC, ejército y fuerzas de seguridad de choque, con armas de grueso calibre en ese lugar disparando a mansalva ante quién se presente como un presunto peligro, sin disuadir y en todo caso aprehender como se estipula en un estado de
derecho ?

¿Por qué la FTC no filmó el procedimiento, teniendo cuantiosos recursos presupuestarios?

¿Por qué el Estado paraguayo pretendió instalar y justificar tamaños asesinatos alegando en los medios de comunicación que “dos mujeres fueron abatidas”, “dos jóvenes mujeres fueron muertas en enfrentamiento”, “cayeron integrantes del primer
anillo del EPP¨?

¿ Por qué con tanta premura desde el Gobierno y la FTC celebraron con triunfalismo tremendo infanticidio?

¿Por qué las autoridades de manera inconcebible se apresuraron a sepultar los cuerpos de las niñas?

Desde las voces que legitiman tal accionar alegan como pretexto que las niñas se encontraban en el monte, en un lugar indebido con la clara intención de culpabilizarlas, y culpabilizar -como se escucha- a sus familiares.

El Estado paraguayo ha puesto a las niñas en un plano de disputa y el mismo Estado ha dado una respuesta: las asesinó.

Un Estado, es responsable de crímenes de Estado, no bajemos el nivel de debate a cuestionar qué hacemos las y los ciudadanos en determinado momento. Reafirmamos que la responsabilidad del Estado es velar por nuestros derechos, particularmente los de las infancias y adolescencias, que son sujetos de protecciòn especial en virtud a su condiciòn de personas en desarrollo y crecimiento.

El documento completo y más de 500 firmas de adhesión en este link.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *